METODOLOGÍA

Nuestro proceso de diseño parte de una estrecha colaboración con nuestros clientes, con el fin de comprender sus necesidades y aportar nuestro conocimiento para iluminar las áreas y elementos que definen al proyecto. 

​Partimos del concepto de una luz para ver y lo desarrollamos trabajando por capas, diseñando la luz justa para cumplir con los requisitos programático del proyecto. Conocemos la luz y nos basamos en la percepción del ojo humano para definir los niveles de iluminación y la temperatura de color.

​Si el proyecto lo permite trabajamos con dos conceptos diferentes, una luz para mirar y una luz para contemplar. Analizamos las características arquitectónicas y decorativas del proyecto, a través de la luz resaltamos los elementos que lo definen, que le dan su identidad. Por último, podemos intervenir realizando una escena de luz o un atractivo juego de luces y sombras.

​En cada proyecto buscamos contar una historia y generar a través de la luz emociones diversas a cada uno de los usuarios.